Secuencia
IMITANDO EL SUBSUELO PLANETARIO EN EL LABORATORIO

En el contexto de la astrobiología como ciencia multidisplinar, es cada vez más necesario la construcción de sistemas experimentales que permitan recrear en las mejores condiciones el fenómeno o suceso que se desea estudiar basándonos en los datos obtenidos de misiones espaciales de sondas y de satélites. Es este contexto, uno de los lugares más probables donde es posible la emergencia de la vida está en el subsuelo de lunas y planetas telúricos.
En otros lugares como la atmosfera, puede contener un “alto” nivel de hidratación o humedad relativa de modo estacional, pero carece del sustrato necesario donde poder combinar el resto de elementos necesarios para ello, CHONPS (Carbono, Hidrógeno, Oxígeno, Nitrógeno, Fosforo y Azufre). Por otra parte, el suelo o superficie del planeta es un buen candidato a primera vista. Prueba de ello es que en Marte en zonas donde es posible la hidratación de manera estacional y la aparición del rocío en momentos puntuales, pueden hacer que esta hidratación con el resto de componentes del suelo favorezca algún tipo de supervivencia biológica. Es posible recrear estos entornos en el laboratorio y a partir de aquí explorar distintas combinaciones y factores de supervivencia en el laboratorio. Sin embargo, la radiación UV supone un gran problema de cara a la supervivencia biológica.
Es por tanto el subsuelo ahora mismo el mejor y a priori el único lugar donde es posible la emergencia de la vida o al menos donde la misma puede mantenerse y quizás encontrarse en los planetas telúricos del sistema solar. El subsuelo alberga en principio todos los elementos necesarios para convertirse en un reactor de primeros agregados con elementos orgánicos que puedan relacionarse con el origen de la vida o al menos el lugar donde es posible que bajo ciertas circunstancias se pueda favorecer la supervivencia de muestras orgánicas.
El manto que buscamos es un manto helado, principalmente de hielo de agua y/o de dióxido de carbono. El hielo, al ser menos denso que el agua en estado líquido flota sobre su superficie y constituye un filtro UV a la radiación y, además, es un buen aislante térmico. El espesor del hielo, y su composición es el factor determinante en el estudio de habitabilidad en cavidades del subsuelo en planetas telúricos.
Por tanto, la hipótesis de partida es el estudio de la interacción de luz (radiación y energía) con materia que sucede en el interior de cavidades en el subsuelo de planetas telúricos, ya que contiene a priori todo lo necesario como reactor de primeras moléculas relacionadas con el origen de la vida.

El proyecto MPSL (Mimicking Planetary Subsoil in the Laboratory) es un proyecto del plan nacional de investigación del MICIN con financiación desde el 1-9-2021 hasta el 31-8-2024. Código de proyecto: FIS2020-XXXXX-GC